INMIGRACIÓN BASADA EN FAMILIA

Hay diferentes maneras de obtener la residencia permanente legal a través de una visa de inmigración basada en la familia. Un ciudadano estadounidense puede presentar una Petición de Familiar Extranjero para inmigrar a un cónyuge, hijos, padres o hermanos. Los residentes legales permanentes pueden solicitar un cónyuge e hijos solteros. El peticionario puede entonces ayudar a su familiar a obtener su tarjeta verde a través de un ajuste de estatus o de un proceso consular.

Hay muchos factores que determinan si alguien está calificado para inmigrar y qué proceso debe seguir para legalizarse, por lo que es mejor hablar con un abogado de inmigración calificado en San Antonio sobre su situación antes de iniciar cualquier solicitud. La abogada Elizabeth F. Echavarria tiene varios años de experiencia proporcionando orientación y asistencia a las personas y sus familias para pasar con éxito estos procesos de inmigración basados en la familia en San Antonio.

PROCESAMIENTO CONSULAR

Cuando un familiar se encuentra fuera de EE.UU. y está siendo solicitado para entrar como residente permanente legal, o si está aquí en EE.UU. después de una entrada no autorizada, debe solicitar su visado de inmigrante y asistir a una entrevista en el consulado de EE.UU. en su país de origen. Este proceso se conoce como Procesamiento Consular y se utiliza cuando un ciudadano estadounidense o un residente permanente legal quiere inmigrar a un familiar. La duración de este proceso depende principalmente de si el peticionario es un ciudadano estadounidense o un residente permanente legal, de qué país inmigra el familiar y de cuántas otras solicitudes están pendientes al mismo tiempo. Una vez aprobada la petición de un familiar, los miembros de la familia que reúnen los requisitos deben esperar hasta que haya un número de visado disponible para poder solicitar un visado de inmigrante para venir a EE.UU. como residente permanente legal.

AJUSTE DE ESTADO

A diferencia de la tramitación consular, en la que el solicitante debe tramitar su caso desde fuera de EE.UU., el proceso de ajuste de estatus está disponible para los cónyuges e hijos de ciudadanos estadounidenses que entraron legalmente en el país y que siguen en situación legal o que no han salido desde que su estatus expiró. Una vez que se ajusta el estatus de una persona, se le concede la residencia legal permanente y recibirá una Tarjeta Verde como prueba de su estatus legal.

Un procedimiento de ajuste de estatus puede ser un proceso complejo, y no todo el mundo es elegible. Dependiendo de su situación, es posible que tenga que demostrar que entró legalmente en los EE.UU., que no tiene antecedentes migratorios negativos, que su estatus es de no inmigrante y que tiene un número de visado de inmigrante disponible de inmediato.

VISA K1

La visa K-1 es para las personas que no son inmigrantes otorgada al prometido de un ciudadano de los Estados Unidos para ingresar al país con el propósito de casarse. Una visa K-1 requiere que el novio que no es inmigrate se case con el solicitante ciudadano de los EE. UU. dentro de los 90 días de la entrada. Después del matrimonio, el titular de la visa K-1 puede solicitar la residencia permanente legal a través del proceso de ajuste de estado y recibir su tarjeta verde.

El primer paso es presentar una Petición I-129 para prometido extranjero y la evidencia requerida con la oficina de inmigración de EE. UU. apropiada. Una vez que se aprueba la petición, el prometido extranjero debe presentar una solicitud de visa en la Embajada o el Consulado de los EE. UU. en su país de origen. Este proceso involucra un examen médico, así como también una prueba de apoyo financiero por parte de su prometido solicitante.

Los niños menores del solicitante de la visa K-1 pueden acompañar a sus padres a los EE. UU. con una visa derivada K-2. Su estado está supeditado al matrimonio de su padre/madre con el ciudadano norteamericano peticionario y también puede ser elegible para el ajuste de estado como hijastro del solicitante.

PERDON

ay muchos obstáculos en el camino hacia el éxito de la inmigración o incluso pueden llevar a la deportación. Un abogado de inmigración con experiencia puede ayudar a los inmigrantes y a sus familias a obtener exenciones de inadmisibilidad que les permitan superar los problemas que les impiden alcanzar sus objetivos de inmigración.

Una exención de inadmisibilidad puede ayudarle a entrar y permanecer en el país

Las actividades delictivas, las órdenes de deportación, la entrada ilegal y las supuestas declaraciones falsas a los funcionarios del gobierno son todos los motivos de la ley que los funcionarios de inmigración pueden citar como razones para negar a alguien la admisión en los Estados Unidos. Afortunadamente, la ley también proporciona una forma de solicitar y obtener la admisión mediante la aplicación de una exención de ciertos motivos de inadmisibilidad. La obtención de una dispensa requiere la presentación de los formularios requeridos y la aportación de pruebas que respalden la solicitud de dispensa. En la mayoría de los casos, las pruebas presentadas estarán relacionadas con la forma en que la familia del inmigrante/solicitante en Estados Unidos sufrirá dificultades extremas si no se aprueba la solicitud.

Exenciones por presencia no autorizada en los Estados Unidos.

La razón más común para que a alguien se le niegue la residencia legal o la admisión es por tener presencia ilegal actual o pasada en los Estados Unidos. Si se encuentra en el extranjero y no es elegible para un visado de inmigrante o no inmigrante debido a la inadmisibilidad basada en la presencia ilegal anterior, debe solicitar una exención con el formulario I-601 Application for Waiver of Grounds of Inadmissibility. Una vez presentada la solicitud, deberá esperar a que sea aprobada para poder obtener un visado y ser admitido en Estados Unidos. Este proceso puede durar varios meses y requiere mucha paciencia por su parte y la de su familia.

Algunos solicitantes que ya se encuentran en los Estados Unidos y que todavía tienen que salir a su país de origen para la entrevista de su visado pueden optar a solicitar la exención antes incluso de que esté prevista su salida. Una exención provisional (formulario I-601A) le permite permanecer en los Estados Unidos con su familia mientras está pendiente la decisión sobre su solicitud de exención.

Para ser elegible para solicitar una exención provisional, usted debe

Ser pariente inmediato de un ciudadano estadounidense o de un residente permanente legal (cónyuge, hijo, padre);
Ser beneficiario de una petición de familiar inmediato aprobada;
Tener 18 años de edad o más;
Estar presente en los EE.UU. en el momento de presentar la solicitud de exención provisional y para la recogida de datos biométricos en un Centro de Apoyo de Solicitudes del USCIS;
Tener un caso pendiente con el Departamento de Estado (DOS) basado en la petición de familiar inmediato aprobada y haber pagado la tasa de tramitación del visado de inmigrante; y
Demostrar que su cónyuge o padre, ciudadano estadounidense o residente legal permanente, tiene dificultades extremas.

La aprobación de cualquier solicitud de exención no es automática. Es necesario estar familiarizado con el proceso de inmigración y preparar un caso sólido y persuasivo para convencer a la inmigración estadounidense de que usted merece una exención y la admisión en el país. Véase también la asistencia a las víctimas indocumentadas de delitos

CONTÁCTAME
INICIO