CIUDADANÍA

Dependiendo de su historial personal y su situación actual, convertirse a ciudadano de los EE. UU. a través de la naturalización puede ser un proceso complicado que implica mucho más que simplemente pasar un examen. Su edad, estado civil, duración de la residencia, y presencia física en los EE. UU. pueden determinar cuándo y cómo puede adquirir la ciudadanía. Además, factores tales como arrestos previos, ciertos antecedentes negativos de inmigración, viajes sustanciales al extranjero, o la falta de pago de impuestos o la manutención de niños pueden evitar que califique.

Si no nació en los Estados Unidos, y uno o ambos de sus padres ya son ciudadanos de los EE. UU., o usted es ciudadano de los EE. UU con niños nacidos en otro país, puede reunir los requisitos para solicitar la ciudadanía derivada. Este proceso no requiere un examen ya que la ciudadanía se transmite de un padre. Al contrario de lo que piensa la mayoría de la gente, los requisitos para probar este tipo de ciudadanía pueden ser muy complicados y variar de un caso a otro, por lo que es extremadamente importante contar con un abogado experimentado que evalúe su situación y lo ayude en el proceso de solicitud.

La asistencia del abogado de inmigración adecuado puede ayudarlo a superar cualquier obstáculo que pueda obstaculizar su camino. Si cree que usted o sus niños pueden calificar para la ciudadanía, llame hoy para una cita para determinar su elegibilidad.